Tiempo de lectura: 5 min

La revisoría fiscal es muy importante por que regula los procesos organizacionales contables, financieros, económicos y sociales de manera que se brinde transparencia y legalidad en ellos.  

En este artículo te recordamos qué es la revisoría fiscal, cuál es su objetivo y quién es el revisor fiscal, las funciones y las condiciones que debes cumplir para serlo, así como las inhabilidades.

¿Qué es la revisoría fiscal?

La revisoría fiscal es un órgano de fiscalización y revisión de las empresas, que tiene como objetivo verificar el cumplimiento de procedimientos realizados de acuerdo con normas internas y leyes aplicables a la información contable y estados financieros, y con base en ello diagnosticar el estado financiero de la empresa.

También tiene la obligación de informar a las autoridades administrativas sobre hechos irregulares o delictivos que conozcan en el ejercicio de sus funciones.

Objetivo de la revisoría fiscal.

El principal objetivo de la revisoría fiscal es ofrecer confianza al público, en lo que se refiere a que la empresa hace las cosas como debe ser, dentro de las normas y leyes que la regulan presentando su información contable y financiera acorde a los principios contables y por ende cumpliendo una función social sin perjuicio de su entorno.

¿Quién es el revisor fiscal?

Un revisor fiscal es un profesional de la Contaduría Pública que tiene un rol dentro de la empresa con características de auditor, pues le corresponde revisar y evaluar todos los datos del registro financiero y administrativo de la entidad en la que trabaja.; debe dar conceptos y observaciones para promover el buen funcionamiento de la empresa.

¿Quién elije el revisor fiscal?

Tal como lo establece el código de comercio en su artículo 204, el revisor fiscal debe ser elegido por la mayoría absoluta (el 50% más un voto) de la asamblea o junta de socos de la empresa.

Funciones del revisor fiscal

De acuerdo al artículo 207 del código de comercio, las funciones de un revisor fiscal son las siguientes:

  1. Cerciorarse de que las operaciones que se celebren o cumplan por cuenta de la sociedad se ajustan a las prescripciones de los estatutos, a las decisiones de la asamblea general y de la junta directiva;
  2. Dar oportuna cuenta, por escrito, a la asamblea o junta de socios, a la junta directiva o al gerente, según los casos, de las irregularidades que ocurran en el funcionamiento de la sociedad y en el desarrollo de sus negocios;
  3. Colaborar con las entidades gubernamentales que ejerzan la inspección y vigilancia de las compañías, y rendirles los informes a que haya lugar o le sean solicitados;
  4. Velar por que se lleven regularmente la contabilidad de la sociedad y las actas de las reuniones de la asamblea, de la junta de socios y de la junta directiva, y porque se conserven debidamente la correspondencia de la sociedad y los comprobantes de las cuentas, impartiendo las instrucciones necesarias para tales fines;
  5. Inspeccionar asiduamente los bienes de la sociedad y procurar que se tomen oportunamente las medidas de conservación o seguridad de los mismos y de los que ella tenga en custodia a cualquier otro título;
  6. Impartir las instrucciones, practicar las inspecciones y solicitar los informes que sean necesarios para establecer un control permanente sobre los valores sociales;
  7. Autorizar con su firma cualquier balance que se haga, con su dictamen o informe correspondiente;
  8. Convocar a la asamblea o a la junta de socios a reuniones extraordinarias cuando lo juzgue necesario;
  9. Cumplir las demás atribuciones que le señalen las leyes o los estatutos y las que, siendo compatibles con las anteriores, le encomiende la asamblea o junta de socios.
  10. Reportar a la Unidad de Información y Análisis Financiero las operaciones catalogadas como sospechosas en los términos del literal d) del numeral 2 del artículo 102 del Decreto-ley 663 de 1993, cuando las adviertan dentro del giro ordinario de sus labores.

También te puede interesar: ¿Qué papel desempeña el revisor fiscal en los cierres de año contables?

Condiciones para ser revisor fiscal

El ejercicio de la revisoría fiscal en Colombia es regulado por el código de comercio; para ser revisor fiscal en su artículo 215 este código establece como único requisito tener la calidad de contador público.

Pero el mismo código también determina que no podrá ejercer el cargo de revisor en más de cinco sociedades por acciones.

Asimismo, aclara que cuando se designen asociaciones o firmas de contadores como revisores fiscales, éstas deberán nombrar un contador público para cada revisoría, que desempeñe personalmente el cargo. En caso de que falte el contador designado podrá designar y actuar un contador suplente.

Tal como lo establece el código de comercio, el contador público designado como revisor fiscal no requiere tener una especialización en revisoría fiscal, pero dada la importancia y responsabilidades del cargo, sería ideal que la tenga o en su defecto que tenga experiencia en el ejercicio del mismo. Sin embargo, es la empresa quien podrá establecer los requisitos exigidos para cada caso según la política interna de la misma.

Adicionalmente, se suele solicitar la tarjeta profesional de contador y el certificado de antecedentes disciplinarios que expide la Junta Central de Contadores, así como conocimiento en las normas que regulan el ejercicio de la revisoría fiscal y el mantenerse actualizado en los cambios que estas presentan.

Por otra parte es preferible revisores fiscales con aptitudes de transparencia, integridad, honestidad, ética y profesionalismo.

Inhabilidades del revisor fiscal

El código de comercio también establece que no podrán ejercer como revisores fiscales las siguientes personas:

  • Quienes sean asociados de la misma compañía o de alguna de sus subordinadas, ni en éstas, quienes sean asociados o empleados de la sociedad matriz;
  • Quienes estén ligados por matrimonio o parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad, primero civil o segundo de afinidad, o sean consocios de los administradores y funcionarios directivos, el cajero, auditor o contralor de la misma sociedad, y
  • Quienes desempeñen en la misma compañía o en sus subordinadas cualquier otro cargo.
  • Quien haya sido elegido como revisor fiscal, no podrá desempeñar en la misma sociedad, ni en sus subordinadas ningún otro cargo durante el período respectivo.
  • Ninigun contador público podrá ser revisor fiscal en la cooperativa de la cual sea asociado.

En resumen, el revisor fiscal es un ente regulador que mantiene la gestión contable y administrativa en orden. Es un rol que debe ser desempeñado por un profesional de la contaduría pública. Igualmente debe trabajar para sus clientes, pero de cierta forma también para la entidades contables gubernamentales. Es por ello que este rol requiere de compromiso, transparencia y conocimiento de las leyes.

Sobre el Autor:

Isabel Turriago

Con Loggro podrás manejar de una forma fácil las transacciones que realices con clientes y proveedores inscritos en el Régimen Simple de Tributación


Continua leyendo...

Contáctanos

Oficina Principal:

+57 (60 1) 794 17 44

E-mail:

info@loggro.com

Servicio al Cliente (Colombia):

soporte@loggro.com

WhatsApp (Colombia):

304 3854956

unete
unete

Al enviar su información, autoriza a Soluciones Empresariales En La Nube S.A.S. (“SENSAS”), NIT 901.361.537, para que en calidad de responsable, recolecte y trate sus datos personales, de conformidad con el Régimen de Protección de Datos Personales de Colombia y en cumplimiento de nuestra Política de Privacidad y de Protección de Datos

¡Mensaje Enviado!